Durante el foro "Matrimonio Igualitario" que se realizó en el auditorio Octavio Paz del Senado de la República, los rectores de las instituciones públicas se pronunciaron a favor de los matrimonios entre parejas del mismo sexo
“Tener un matrimonio igualitario nos haría una mejor sociedad”.
Enrique Graue Wichers, rector de la UNAM.

 

CDMX.- A favor de los matrimonios gay con plenos derechos, incluso para la adopción de niños, como expresión de igualdad, se pronunciaron los rectores de la UNAM, Enrique Graue Wichers, y de la UAM, Salvador Vega y León, así como el director del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, en un foro en el Senado.

Aunque la Cámara de Diputados dictaminó en contra de la iniciativa del Ejecutivo federal en materia de matrimonio igualitario, el coordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa, activó el debate del tema en el Senado, con un foro en el que fueron moderadores de la discusión los dirigentes de las casas de estudios superiores.

 

'HAY DISCRIMINACIÓN DEL ACTUAL MARCO JURÍDICO'

Coincidieron en advertir que el actual marco jurídico discrimina a homosexuales y niños, cuando lo que debe prevalecer en el país son los principios de igualdad, y destacaron que se han registrado avances en materia de respeto a la preferencia sexual por la participación activa de la sociedad civil organizada.

Graue Wichers aseguró que “tener un matrimonio igualitario nos haría una mejor sociedad”, en tanto que Vega y León señaló que a las parejas homosexuales se les niegan derechos tangibles e intangibles que se otorgan a las parejas heterosexuales.

“Deja de ser válido el interés superior de la niñez cuando por orden de la Iglesia se impone el dogma de que el matrimonio es para crear hijos, con lo cual se alienta un rechazo a las parejas del mismo sexo”, dijo Vega y León.

Fernández Fassnacht explicó que son preocupantes los niveles de discriminación en México, y en el caso de la que ocurre por la preferencia sexual es el origen de casos de homofobia y transfobia, que tienen consecuencias negativas para la sana convivencia social.

Los dos rectores y el director del IPN fueron moderadores de mesas de discusión y se hicieron cargo de conducir las deliberaciones en materia de matrimonio igualitario y derechos humanos; diversidad familiar, adopción y parejas homoparentales, así como en lo referente a la discriminacón y homofobia en México.

SEGUIRÁN BUSCANDO EL DEBATE

Barbosa Huerta expuso que al percatarse de que el PRI y el PAN iban a desechar la iniciativa de matrimonio igualitario del presidente Enrique Peña Nieto, y para asegurar que el tema sea debatido en la Cámara Alta presentó un proyecto “idéntico, sin agregarle nada” al del Ejecutivo federal.

De esta manera, el tema del matrimonio igualitario que se desechó en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Baja tiene otros proyectos en comisiones en el Senado, a la espera de que sean discutidos y dictaminados.

“Vamos a ver cómo resuelve el Senado cuando dictamine el tema, pero aun cuando la mayoría parlamentaria del PRI y PAN lo deseche, hay que mantener el debate”, externó Barbosa.

El hecho, afirmó el perredista, es que vivimos en una sociedad diferente, “somos una sociedad tolerante, ya nos podemos expresar de manera clara sobre muchas cosas, entre otras, sobre nuestras preferencias sexuales”.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a su vez, declaró en entrevista que “puedo entender las razones” por las que no aprobó la propuesto la Cámara de Diputados, pero lo que no puedo comprender es “cómo la gente no acepta que esto (los matrimonios igualitarios) es un proceso que ya es irreversible, y que todos juntos tenemos que construir una mejor sociedad”.

El director del Instituto Politécnico Nacional (IPN) al abordar la problemática de la comunidad gay, señaló que han logrado reconocimiento de un mayor número de derechos, pero en el ámbito privado es común que enfrenten desprecio y odio en algunos segmentos de la población.