El Gobierno de España presentó hoy una campaña para combatir la violencia de género "digital", una nueva forma de maltrato sufrida sobre todo por mujeres jóvenes a través de Internet. Foto: Internet
Entre las formas de agresión figuran acosar a la pareja mediante el teléfono móvil, espiar su teléfono, controlar sus redes sociales, forzarla a entregar sus claves personales y mostrar conversaciones privadas o exigirle una respuesta inmediata.

El Gobierno de España presentó hoy una campaña para combatir la violencia de género "digital", una nueva forma de maltrato sufrida sobre todo por mujeres jóvenes a través de Internet, redes sociales y nuevas tecnologías.

La campaña "Diez formas de violencia de género digital" cuenta con el apoyo de la red social Twitter y de la plataforma civil PantallasAmigas y se dirige sobre todo a jóvenes, un sector con altas tasas de control, espionaje y maltrato digital a las mujeres.

Según un estudio oficial, una de cada tres chicas de entre 15 y 29 años dice haber sufrido formas de "control abusivo" por parte de su pareja, destacó en la presentación la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.

"Todas las caras de la violencia machista deben ser señaladas y combatidas", añadió la ministra, que defendió la necesidad de que todos los partidos aborden "un pacto de Estado" sobre el tema.
La campaña se centra en diez formas de violencia de género digital difundidas en un video animado y a través de Twitter con las etiquetas #HaySalida y #fuerzaenmivoz, utilizadas por la red social para fomentar la discusión sobre el tema.

Entre esas diez formas de agresión figuran acosar a la pareja mediante el teléfono móvil, espiar su teléfono, controlar sus redes sociales, forzarla a entregar sus claves personales y mostrar conversaciones privadas o exigirle una respuesta inmediata.

"La violencia de género afecta a los derechos más fundamentales de la mujer, y por ello desde el Gobierno lo planteamos como un problema de Estado que requiere el compromiso de toda la sociedad”, destacó la ministra.

La violencia machista lleva años convertida en un tema central de la agenda política en España, donde en 2004 se aprobó una Ley contra la violencia de género. Desde entonces fueron asesinadas unas 800 mujeres por su parejas o ex parejas, en torno a 60 por año.