Foto: Christopher Vanegas
Joven denuncia la presunta agresión que sufrió por parte de un gerente que la acusó de un faltante en el inventario.

Saltillo.- En shock terminó la joven empleada de un Seven Eleven luego de que supuestamente fue víctima de acoso sexual por parte de un gerente de campo de esa cadena comercial, quien además la intentó culpar, sin pruebas, de un faltante de 40 mil pesos.

Aunque la agresión sexual que sufrió la mujer de 26 años se registró el martes 20 de diciembre, apenas se dio a conocer esta semana, luego que se interpuso la denuncia correspondiente.

En la acusación se señala que la semana pasada la empleada fue convocada a una junta donde se ventiló un supuesto faltante en el inventario, por lo que en la reunión estaba presente el gerente de la sucursal, y el gerente de campo, Édgar Iván Reyes de la Cruz.

Presuntamente, al término de la junta, la joven fue citada en la bodega por Reyes de Cruz, quien en un principio intentó culparla del faltante y le preguntaba reiteradamente "¿cómo le hacemos?". La empleada, sin embargo, negó cualquier acción ilegal de su parte, por lo que el gerente se habría acercado a ella para "saludarla y abrazarla".

De acuerdo a su declaración, ella intentó quitarse y salir de la bodega, pero fue tomada por la fuerza por Iván Reyes a quien señaló como el agresor que la besó y la tocó a la fuerza, y tras los forcejeos ella salió llorando la bodega y se retiró a su domicilio, mientras que el gerente se retiró de la sucursal localizada al oriente de Saltillo.

 

Además de la acusación penal, la afectada decidió hacer público el ataque que sufrió, para motivar a otras jóvenes a denunciar los casos en que hayan sido víctimas de acoso.

La joven, pidió guardar su identidad en el anonimato para evitar ser victima de más agresiones.