Xavier Herrera Arroyo, gerente de Simas Torreón
Guillermo Anaya defiende a Ecoagua, empresa que nunca dio la calidad del agua que se requería y no cumplió con lo especificado en el contrato de la planta tratadora

Torreón, Coahuila.- El Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (Simas) Torreón perdió el último de los procedimientos judiciales del litigio con Ecoagua, pero la pugna no termina ahí, es solo una estrategia de la contraparte.

Sin embargo, el gerente de la paramunicipal, Xavier Herrera, indicó que ya promovieron un juicio de nulidad ante un juzgado local en materia mercantil y que no están obligados a entregar las instalaciones de la planta tratadora ni a hacer algún pago.

Indicó que se han ganado tres de cuatro demandas, primero el amparo por la finalización anticipada del contrato; después la revisión promovida ante un Tribunal Colegiado y un proceso mercantil que Ecoagua interpuso en la ciudad de México.

La resolución dada a conocer hoy es un arbitraje, una instancia no oficial, es solo un árbitro que revisa y a su juicio dictamina, pero no tiene validez legal alguna.

No obstante lo anterior, Simas Torreón, promoverá ante un juzgado local la nuluidad de este dictamen, confiando en que con esta acción quedará sin efecto el dictamén arriba citado, aseveró el funcionario.

Ecoagua inició cuatro acciones de carácter legal, entre ellas demandando la posesión física y material a su favor de la Planta Tratadora, mismas que fueron negadas por la autoridad, incluyendo un reclamo de un supuesto adeudo, negativa que quedó confirmada por un juzgado mercantil de la Ciudad de México

Posteriormente, por conducto de un despecho propiedad de Guillermo Anaya Llamas, recurre a una instancia arbitral, cuyo juicio se llevó en la habitación de un hotel de esta ciudad, lo que le resta seriedad y validez de carácter legal. 

Ese árbitro le concede la razón a Ecoagua, cuando el Simas lleva el proceso en juzgados federales, instancia que en automático otorga al Simas la razón respecto a la posesión de la planta y a la cancelación del contrato con Ecoagua.

Si realmente fuera válido el juicio arbitral, como dice Ecoagua, desde el día de hoy Simas estaría siendo despojando de la posesión de la planta tratadora y exigiéndole el cobro de lo que el Simas ha dejado de pagar a esa empresa, suma que asciende a unos 500 millones de pesos.

Herrera Arroyo confía que en un máximo de dos meses el Simas tendrá el fallo de una instancia formal que es un Juzgado Mercantil de esta ciudad, en donde se solicitará la nulidad de este juicio arbitral.

El despacho de abogados que defiende a Ecoagua es propiedad del candidato a gobernador por el Partido Acción Nacional, Guillermo Anaya, siendo manejado este bufete por Ulises Hernández, ex presidente de los Tribunales de Justicia Municipal en la gestión del panista como alcalde de Torreón.

El que Guillermo Anaya esté defendiendo a Ecoagua, denota la complicidad que hay desde cuando Jorge Zermeño Infante, en su calidad de presidente municipal de Torreón firmó el convenio leonino con esa empresa y que el hoy candidato a gobernador arrancó, sabiendo que la planta no reunía las características contratadas.

Aun así, actualmente defiende a esa empresa que nunca dio la calidad del agua que se requería y no cumplió con lo que se contrató y dejó así que pasaran las cosas.