Imagen: Especial
El municipio de Arteaga recibió 13 observaciones de la Auditoría Superior del Estado (ASE) en su Informe Individual 2016, por tener un “desorden” financiero, principalmente en la nómina y en el gasto de fondos federales

El municipio de Arteaga recibió 13 observaciones de la Auditoría Superior del Estado (ASE) en su Informe Individual 2016, por tener un “desorden” financiero, principalmente en la nómina y en el gasto de fondos federales.

Tan sólo de 2015 al 2016, Arteaga creció su nómina más de 5.3 millones de pesos, sin justificación alguna.

También pagó multas por casi 20 mil 500 pesos, principalmente ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por no haber pagado a tiempo la retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) de sus trabajadores.

Otros desordenes que encontró la ASE en la nómina de Arteaga es que se carece de documentación que justifique los servicios externos contratados, ya que no hay comprobantes.

 

Dentro de las revisiones al desempeño que realizó la Auditoría, no encontró tampoco un Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Bienes y Servicios, además que hubo falta de control en la comprobación de servicios personales.

No se sabe si las remuneraciones pagadas al personal se ajustan al tabulador de sueldos, y tampoco se comprueba el tipo de seguridad social que se otorga a cada empleado, y no cuenta con registros de empleados que estén registrados bajo el régimen de honorarios.

El municipio de Arteaga no cumple de manera adecuada con sus obligaciones fiscales y carece de una evidencia en las retenciones del ISR y el pago del mismo a las autoridades hacendarias.

En cuanto al uso de recursos federales en programas, omitió algunas acciones principalmente administrativas. Además sólo destinó 10 por ciento de su presupuesto a inversión pública.