Jorge Oyarzabal Aguirre. Foto: Facebook
El deceso del joven se reportó en su casa en el fraccionamiento Las Huertas

Con información de Karla Tinoco / Ulises Martínez

El inesperado fallecimiento de Jorge Oyarzabal Aguirre, de 18 años de edad, durante un incendio en su domicilio que se registró la mañana de ayer, conmocionó a una parte de la sociedad saltillense.

El deceso del joven se reportó en su casa en el fraccionamiento Las Huertas. Supuestamente, el sobrecalentamiento de una secadora de ropa provocó el incendio. Al conocerse la información, amigos mostraron su consternación. 

En el bachillerato Anáhuac —donde estudió hasta hace un año— el padre Juan Ruiz ofició una misa en la que los estudiantes recordaron lo sonriente, alegre y buen amigo que era su excompañero de escuela. 

Foto: Ulises Martínez

Cuando el Padre Juan lo conoció notó que el muchacho era muy humilde porque sabía reconocer sus errores, podía repararlos y no volverlos a cometer… eso lo convirtió en una de las personas más queridas. 

“Él siempre buscaba perfeccionarse, ser una mejor persona para los demás”, sostuvo el sacerdote. 

Y es que aunque Jorge no era un mal estudiante había algunas materias que se le dificultaban y eso lo obligaba a esforzarse para sacar mejores calificaciones, recordó el cura.

Familia. La tragedia se vivió en su domicilio ubicado en Las Huertas. Foto:Tomada de Facebook

Las redes sociales se inundaron con una ola de condolencias hacia la familia del joven. Sus amigos siempre lo recordaron como el ‘ángel que los cuida desde el cielo’. 

“Jorgito todavía no puedo creerlo, te nos fuiste muy rápido, muchas gracias por todo lo que vivimos juntos, te voy a extrañar mucho pero sé que nos volveremos a encontrar allá arriba, ¡te quiero muchísimo! QEPD Jorge Oyarzabal Aguirre”, escribió Lily Luna. 

En las mismas redes, se compartieron escritos de blogs en donde reseñaban el valor de la vida.