La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, interviene durante la 53 Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC). Foto: EFE
Durante tres días, las miradas se centrarán ante todo en la nueva Administración de Estados Unidos. El vicepresidente Mike Pence hará mañana su primera aparición internacional para explicar las directrices de la política de seguridad de Washington.

La Conferencia de Seguridad de Múnich, la cita anual de políticos y expertos en defensa, comenzó hoy con el foco puesto en las distintas crisis que aquejan el mundo y especialmente en la política exterior y de seguridad que aplicará la superpotencia Estados Unidos bajo Donald Trump.

La reunión a la que asisten unos 80 ministros de Exteriores y Defensa y una treintena de jefes de Estado y de Gobierno ha generado mucha expectación por la situación de la política mundial.

La situación "nunca ha sido tan volátil", valoró el director del encuentro, el ex viceministro de Exteriores y ex embajador alemán Wolfgang Ischinger, al abrir las sesiones. "Esta será una de las conferencias más emocionantes en décadas".

Durante tres días, las miradas se centrarán ante todo en la nueva Administración de Estados Unidos. El vicepresidente Mike Pence hará mañana su primera aparición internacional para explicar las directrices de la política de seguridad de Washington.

Pence probablemente se reúna con la canciller alemana, Angela Merkel, quien también ha comprometido su asistencia para el sábado.

El nuevo Gobierno de Estados Unidos ha enviado hasta ahora señales contradictorias en materia de política exterior. El secretario de Defensa, James Mattis, amenazó el miércoles a los socios de la alianza militar OTAN con reducir el compromiso de Estados Unidos si no aumentan sus propios gastos de defensa.

Los poderosos del mundo tienen suficientes temas que abordar: la guerra de Siria, el conflicto entre el Gobierno y los separatistas prorrusos en Ucrania, las tensiones con Rusia desde la anexión de la península de Crimea, el futuro de la Unión Europea tras la prevista salida del Reino Unido.

En representación de Estados Unidos viajan a la capital bávara además de Pence los titulares de Defensa, el general retirado James Mattis, y de Seguridad Nacional, John Kelly.

Asimismo estarán presentes los ministros del Exterior de Rusia, Serguei Lavrov, y de China, Wang Yi, así como el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

La conferencia se celebra en medio de estrictas medidas de seguridad. Unos 4.000 policías han sido desplegados este fin de semana en Múnich, donde se esperan protestas de miles de pacifistas.