Daños. Varios carros fueron dañados por los delincuentes. / CHRISTOPHER VANEGAS
Causaron daño sin importarles que hubiera niños

Sin importar que se encontraran menores en su camino, tres delincuentes arremetieron contra los asistentes a la posada de un taller, en la colonia Topochico, donde causaron destrozos a varios vehículos estacionados, además de chocar con otros tantos al intentar huir; gracias a la movilización de las unidades municipales se logró su detención.

Fue durante los primeros minutos de ayer cuando se reportó al Sistema de Emergencias 911, y a través de redes sociales, que tres pandilleros a bordo de un Chrysler Spirit llegaron con mazo y pico en mano para sembrar el terror en la posada del taller “Mediflemi”, localizado en Eugenio Benavides, entre Abasolo y Armillita, en la colonia Topochico.

A los delincuentes poco les importó que niños menores estuvieran en un brincolín afuera del lugar, pues sin piedad comenzaron con el ataque de los vehículos estacionados y del portón del taller, amenazando con entrar para arremeter contra de los invitados a la posada.

Ataque. La agresión se registró aparentemente por conflictos entre los atacantes y el dueño del taller. / CHRISTOPHER VANEGAS

En breve se dio a conocer lo sucedido a través de las redes sociales, movilizando a un grupo de policías municipales hasta ese punto, mientras los delincuentes abordaron un Chrysler Spirit, huyendo a toda velocidad.

Esto desató una persecución por la colonia Topochico, culminando en el cruce de Matamoros y Francisco Coss, en donde se logró interceptar a los delincuentes y proceder a su detención, encontrándoles una de las armas con las que realizaron los daños.

Arma. En el auto de los pandilleros se encontró un mazo. / CHRISTOPHER VANEGAS

Los delincuentes, de quienes no se revelaron identidades, fueron llevados a las instalaciones del taller en donde fueron identificados plenamente por los afectados, por lo que fueron turnados al Ministerio Público de la Primera Agencia de Delitos con Detenido.

Hasta el momento no se dio a conocer la causa de la agresión, pero se presume que fueron viejas rencillas entre el propietario y los agresores.

ENTÉRESE
> El ataque ocurrió en el taller “Mediflemi”, en Eugenio Benavides, entre Abasolo y Armillita, en la colonia Topochico.
> Luego de una persecución policías municipales detuvieron a los tres responsables.