Foto: Archivo
"Eso seguro que complica las cosas, pero creo que tenemos que seguir", dijo Rogers durante su comparecencia en una audiencia abierta ante el Comité de Inteligencia del Congreso

Washington. El director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadunidense, Mike Rogers, dijo hoy que el presidente Donald Trump no ayudó a las relaciones entre Estados Unidos y Alemania cuando dijo que el país espió a la canciller Angela Merkel.

"Eso seguro que complica las cosas, pero creo que tenemos que seguir", dijo Rogers durante su comparecencia en una audiencia abierta ante el Comité de Inteligencia del Congreso, días después de que Trump bromease con Merkel y dijese que ambos mandatarios tenían algo en común: haber sido objeto del espionaje del Gobierno de Barack Obama.

Rogers insistió que ambas naciones comparten intereses capitales y "siguen trabajando juntas".

Trump acusó a Obama de haberle espiado durante la campaña presidencial, pero hoy el director del FBI, James Comey, aseguró ante el mismo comité que no hay información que sustente esa acusación.

El director de la NSA negó además las acusaciones de que los servicios secretos estadunidenses estuviesen involucrados en la vigilancia de la campaña presidencial estadunidense.