Foto: Archivo
Se desarrollaría de la mano de Moldex, filial de la panificadora, y con la colaboracíon de instituciones educativas como el ITESM

“Estamos desarrollando un vehículo eléctrico mexicano, que no sólo sea ensamblado [en el país], queremos que también sea diseñado y acoplado a las necesidades de los mexicanos, respecto a precios y las ciudades”, aseguró Elias Massri, director de Giant Motors Latinoamérica, en entrevista para Forbes México.

Giant Motors, empresa controlada por Inbursa, 'brazo' financiero de Carlos Slim, planea utilizar el automóvil como un taxi eléctrico para la Ciudad de México, el cual será fabricado en colaboración con la empresa metal-mecánica Moldex, filial de Grupo Bimbo, y grupos académicos, como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

El pasado 29 de junio de 2016, la subsidiaria de la panificadora mexicana informó que podría vender camionetas eléctricas de carga ligera con tecnología nacional a compañías como Fomento Económico Mexicano (Femsa), Nestlé y otras firmas interesadas en el uso de transporte amigable con el medio ambiente.

Giant Motors espera tener listo el desarrollo y los prototipos para finales de este año, por lo cual para 2018 podrían lanzar el vehículo eléctrico.

La empresa buscará financiamientos y colaboración del gobierno, para promover el auto eléctrico como una alternativa ecológica.

La empresa mexicana lleva 10 años de operaciones en Sahagún, Hidalgo, donde se fabrican camiones ligeros y medianos de la marca Faw.

Giant Motors también espera producir camiones pesados, para abastecer el mercado nacional.

Apenas ayer, la empresa anunció que invertirá, junto con la automotriz china Jac Motors, más de 4,400 millones de pesos (mdp) para producir vehículos en Hidalgo.

Con información de Forbes