Foto: Especial
Un alojamiento palestino lleno de obras del esquivo muralista británico Banksy se presentó el viernes en la ciudad cisjordana de Belén, al permitir un vistazo a lo que el dueño llama el “hotel con la peor vista del mundo”

CISJORDANIA.- Un alojamiento palestino lleno de obras del esquivo muralista británico Banksy se presentó el viernes en la ciudad cisjordana de Belén, al permitir un vistazo a lo que el dueño llama el “hotel con la peor vista del mundo”.

Wisam Salsaa dijo que “El Hotel Amurallado” abrirá al público el 11 de marzo, pero ofreció a un puñado de reporteros la posibilidad de recorrer el establecimiento con vista directa al muro construido por Israel en la frontera con Cisjordania. Esta ha sido decorada por artistas, incluido el propio Banksy.

Abundan en el hotel las obras satíricas características del artista. La más espectacular es la de la habitación número tres, conocida como “Habitación de Banksy”, dominada por un mural en que un palestino y un israelí se enfrentan con almohadas. Las plumas parecen llover sobre la cama tamaño king. El hotel incluye una suite presidencial y un museo con obras de Banksy. Las habitaciones más baratas cuestan 30 dólares la noche.

Banksy ha incursionado varias veces en los territorios palestinos. En una ocasión pintó a una niña elevada por globos en el tramo del muro frente a su proyecto actual. Se cree que el año pasado entró furtivamente en Gaza para pintar cuatro murales. Una pintura en una puerta metálica muestra a la griega Níobe encogida de miedo frente a las ruinas de una casa. La pintura, titulada “Daño de Bombas”, se encontraba en el último resto de una casa de dos pisos destruida en la guerra de 2014 entre Israel y Gaza.

Los esténciles satíricos de Banksy —ratas, policías que se besan, agentes antimotines con caritas sonrientes— aparecieron por primera vez en los muros de Bristol antes de extenderse a Londres y luego a todo el mundo. Su identidad permanece en secreto, pero sus obras han obtenido hasta 1.8 millones de dólares en subastas.