Foto: Especial
Fiona nació con seis semanas de adelanto, por lo que fue separada ser tratada por los cuidadores del zoo

Fiona nació en Cincinnati, Ohio (Estados Unidos) en el mes de enero.

Era el primer hipopótamo del Nilo que nacía en ese zoo en 75 años. Pero no se le esperaba tan pronto: se adelantó seis semanas.

Con tan solo 11 kilos, tenía un peso por debajo de lo apropiado. Después de pasar casi seis meses bajo los cuidados del personal del zoo, esta semana ha podido volver a reunirse con sus padres.

Ahora pesa 161 kilos y mide 60 centímetros. Según el Zoo de Cincinnati, Fiona tiene ya un tamaño que se adecua al que debería tener.

El proceso para que se incorpore a su nueva vida se ha desarrollado en varios pasos. Primero ha pasado algún tiempo con su madre, y luego los dos padres y el bebé han disfrutado de la piscina en el exterior. Este último paso se ha hecho antes de que el zoo abriera sus puertas, para tener así un control completo de la situación. Desde el zoo han asegurado que puede que los padres no sepan que Fiona es su bebé, pero lo que es seguro es que sí reconocen que es un pequeño hipopótamo a quien tienen que acoger como parte del grupo.