La sesión que hoy sostendrá el INE es clave para apaciguar el ambiente de especulación y desconfianza predominante en Coahuila desde la controvertida elección

Esta mañana, el Instituto Nacional Electoral deberá revisar el gasto de campañas que se devengó en los comicios en Coahuila. El tema resulta de primera importancia ante la posibilidad de que el dictamen del árbitro electoral pueda derivar en la decisión de anular los comicios por parte de un tribunal. 

El “Día D” se repite en las instalaciones del INE en la Ciudad de México. El pasado viernes lo reseñamos en este espacio, el ambiente político en la localidad se ha visto inundado de especulaciones sobre un tema público que resulta con circunstancias específicas para indiciados. 

A finales de la semana pasada, el INE llegó al acuerdo de tomar un receso para revisar los gastos de campaña en Coahuila. El argumento del organismo liderado por Lorenzo Córdova fue que se debía revisar el caso con mayor cuidado ante la adición de información en este rubro. 

El ir y venir de versiones sobre el dictamen presentado por la Unidad de Fiscalización del INE ha generado incertidumbre en la clase política. 

Primero fue un documento –que  pese a sus errores aritméticos– presentaba una condición que dejaba ver el rebase en topes de campaña. Luego vino el cabildeo de parte de los líderes del PRI y el PAN para buscar resquicios legales para evitar esta condición. 

Al final de cuentas, los consejeros del INE habrían detectado que hubo “detalles” en este dictamen que colocarían a la baja las cifras presentadas en un inicio. 

La incertidumbre que se ha presentado, a más de seis semanas de los comicios, debiera reducirse palmariamente. 

Es cierto, esta mañana no se definirá por completo la judicialización del proceso, pero en caso de no dictaminarse que hubo rebases en los topes de campaña, el poder de las pruebas presentadas para anular los comicios se verá disminuido. 

La decisión de este lunes puede ser el gran round de esta batalla postelectoral. La atención de la clase política y social de Coahuila estará puesta en el Consejo General del INE.  

Prolongar de nueva vez la revisión de parte del INE no sería lo ideal para el ambiente que se vive en Coahuila. Las dudas que la sociedad ha tomado hacia las instituciones de la democracia no debieran acrecentarse, sobre todo con unos comicios tan polémicos como los desarrollados en la localidad. 

Por ello, la autoridad electoral debiera comenzar a dar mayores certezas para evitar que la incertidumbre se vaya acrecentando. 

Aunque hoy no es el capítulo final, sí es uno de los más importantes en esta arena postelectoral. Deberemos estar al tanto de lo que se decida en las instalaciones del árbitro electoral federal.