Archivo
Raúl Vera López declaró que esto lo supo gracias a una nota publicada por el diario La Jornada

El obispo de la Diócesis de Saltillo declaró que anoche (viernes) “se coló” información acerca de que Miguel Riquelme (PRI) y Guillermo Anaya (PAN) sí rebasaron los topes de gastos de campañas en la elección a la gubernatura de Coahuila por encima del 5 por ciento. 

Raúl Vera López declaró que esto lo supo gracias a una nota publicada por el diario La Jornada, en la que señala que el PRI rebasó en mayor cantidad el tope de campaña que el PAN y que sobrepasaron el tope por 5.1 millones de pesos, que representa poco más del 20 por ciento del total del presupuesto aprobado. 

“El INE ya adelantó que claro que fueron por encima del tope de campaña. Los dos, el PAN y el PRI, y claro que está la Constitución en el capítulo 41, párrafo sexto, ahí está que si se pasan más del 5 por ciento hay nulidad. ¿Qué nos van a decir el lunes? Quién sabe”, manifestó el obispo durante la homilía de la misa celebrada ayer en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen.

Añadió que la Constitución está de parte de la ciudadanía que desea que se anule la elección, pues una parte del dictamen de la fiscalización ya se revisó y que los candidatos del PRI y el PAN, que quedaron con una diferencia de menos del 5 por ciento de votos, ya no tendrían oportunidad de participar en las nuevas elecciones, en caso de que se declare la nulidad. 

Vera López consideró que los dictámenes se revisan y existe la posibilidad de anular la elección, debido a que los coahuilenses salieron a manifestarse por las calles y gritar: “No estamos contentos”. 

El INE, sostuvo, no quiso anular mediante las “trampas” que se denunciaron durante el proceso electoral porque luego “se queman”, pero consideró positivo que se hayan enfocado en el tope de campaña. “Vamos a ver. Yo todavía no me la creo”, externó. 

El presunto rebase de topes de gastos de campaña en la elección de Coahuila para Gobernador quedó en suspenso hasta el lunes a las 10:00 horas. El Consejo General del INE declaró en receso la sesión en la que estaba por discutirse el dictamen de fiscalización que podría dar lugar a la eventual nulidad de los comicios celebrados el pasado 4 de junio.

Tras una sesión de más de 8 horas en las que se votaron 75 procedimientos de queja, los consejeros llegaron al punto de la orden del día en el que se discutiría el dictamen de fiscalización de Nayarit; sin embargo, el pleno detectó proyectos de engrose, es decir, anexos que corrigen y aumentan los dictámenes ya aprobados por la Comisión de Fiscalización.