NIÑOS ALCOHÓLICOS. A los 10 años, niños saltillenses se inician en el alcohol.
Pacientes de 10 a 14 años son los que más buscan atención en el Centro de Integración Juvenil; la causa: el alcoholismo

Cuando se bebe, sólo debe consumirse una copa o una cerveza por hora, lo que quiere decir que si se está por cuatro horas en una reunión, deberían ingerirse únicamente cuatro copas.

Es el tiempo que el organismo se tarda en procesar lo ingerido y así se evita caer en estado inconveniente, pero los jóvenes hacen todo lo contrario y buscan el efecto que provoca el consumo excesivo de alcohol, por lo que beben sin medida.

El Centro de Integración Juvenil –CIJ– tiene registrados como mayores consumidores de alcohol a menores de 15 a 19 años, siendo el grupo de edad con mayor problemas con esta sustancia, y le sigue el grupo de 10 a 14 años, esto significa que los niños y adolescentes están teniendo contacto con el alcohol a muy temprana edad.

En la mayoría de los casos se da por permisión de los padres, ejemplo de padres bebedores, entornos de violencia en casa y baja percepción de riesgo debido a que es una droga legal.

LUZ VERDE. La mayoría de los niños bebedores lo hacen con permiso de los padres.

Las cifras por atenciones van en ascenso, pues antes se registraban de 30 a 40 casos al mes y ahora se reciben más de 50, lo que significa que el consumo de alcohol y otras sustancias, se está incrementando.

Norma Alicia Pérez Reyes, directora del CIJ, expresó que la mayoría de los casos que llegan a la institución son reportados por las escuelas y no por los padres, y esto se debe al trabajo que el centro realiza en primarias, secundarias y preparatorias.

En el año 2015, el CIJ recibió 868 casos, de los cuales 692 fueron por alcohol, 201 fueron mujeres, 628 hombres. En grupos de edad, de 10 a 14 años se tuvieron 254 casos, lo que equivale a un 29.26 por ciento.

De 15 a 19 años fueron 369 casos, equivalente a 42.51 por ciento, mientras que en 2016, recibieron 812 casos, de los cuales 679 fueron por alcohol, 190 fueron mujeres, 606 varones.

En edades de 10 a 14 se registraron 233 casos, siendo un 28.69 por ciento, mientras que de 15 a 19 fueron 337, representando un 41.50 por ciento. Entre enero y febrero de 2017 se han registrado 109 casos en el centro.

‘Equidad’ de género. En la actualidad hay una mujer que bebe por cada hombre tomador.

Pérez Reyes destacó que aunque los hombres siguen a la cabeza, es alarmante el número de mujeres que consumen alcohol, pues si hace unos años sólo se registraba un 10 por ciento del sector femenino, ahora ya se posicionan en más del 20 por ciento, lo que es preocupante, pues el cuerpo de la mujer no procesa el alcohol de igual manera que el de los hombres, por lo que si se consume la misma cantidad que un varón, será la mujer la que sufra más los efectos de esta sustancia.

A MAYOR EDAD, MENOR CONSUMO
A medida que va aumentando la edad, el problema de consumo de alcohol es menor, esto según el comportamiento de población que atiende el CIJ, pues de 20 a 24 años se tuvieron 66 casos, de 25 a 29 fueron 34 casos, de 30 a 34 llegaron 31 casos, de 35 a 39 y de 40 a 44 fueron 21 casos, esto en 2016.

El alcohol es la segunda droga legal más consumida, según el Centro de Integración Juvenil en Saltillo, ya que la primera es el tabaco.

Jovencitas caen en el alcohol por problemas personales
Mientras que en los varones es más común que caigan en el alcoholismo por querer imitar a otras personas o porque creen que tomar es sinónimo de “diversión”, las mujeres empiezan a consumir bebidas para olvidar problemas en su vida.

Archivo

Norma Alicia Pérez Reyes, directora del CIJ, expresó que el consumo de alcohol en mujeres a temprana edad se da por diversos casos, pero que los que prevalecen son la decepción amorosa y el ser madres solteras.

Señaló que desde hace 10 años se empezó a percibir un aumento en el consumo de alcohol en las mujeres de 14 a 19 años, aunque dijo podría ser no precisamente un incremento, sino que se abrieron un poco más a hablar del tema y a aceptar que tienen problemas con el alcohol.

El alcoholismo en la mujer la lleva a la depresión y a quien estudia la orilla a la deserción escolar.

Comentó que de las atenciones que brindan de primera vez en el tema de alcoholismo en las mujeres, la mayoría son de edades de 14 a 19.

50 NUEVOS CASOS DE ALCOHOLISMO AL MES
La mayoría de los jóvenes que acude a AA desiste y abandona las sesiones

La Asociación de Alcohólicos Anónimos en Saltillo atiende al mes 50 nuevos jóvenes de entre 15 y 20 años que acuden por problemas con la bebida.

Prejuicios, una barrera. Los jóvenes de la clase alta, consumidores de alcohol, poco se acercan para recibir ayuda, por el temor al qué dirán.

De esos 50, sólo 5 se quedan recuperándose, ya que el resto desiste luego de unas cuantas sesiones.

Los chicos que siguen acudiendo a las pláticas de ayuda pertenecen a la clase media y baja, ya que aunque entre los 50 que llegan en primera instancia hay jóvenes de clase alta, la mayoría ya no sigue yendo a las terapias de recuperación.

De las 50 personas que acuden a recuperarse sólo 10 son mujeres y muy pocas se quedan a las pláticas.

Un miembro de AA expresó que en la clase alta se ve con más recelo que alguien sea alcohólico, por lo que los jóvenes dejan de asistir al grupo y continúan con su vida, negando que tienen un problema con su forma de beber.

Señaló que los grupos de la población que se muestran más dispuestos a recuperarse son los de clase media.

Debido al incremento de consumo de alcohol entre los jóvenes, Alcohólicos Anónimos busca acercarse a este sector de la población por medio de las universidades, impartiendo pláticas y testimonios de personas que padecen de esta enfermedad. Señaló que el alcoholismo no distingue entre género, edad o clase social.

Archivo

De 2002 a 2011 se incrementó la cantidad de adolescentes de 12 a 17 años dependientes del alcohol, esto según la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) 2002, 2008 y 2011; indican que casi se duplicaron los adolescentes dependientes del alcohol en esos 10 años. 

El alcoholismo no sólo impacta a la salud, sino que acarrea un sinfín de problemas sociales, como la desintegración familiar o despidos laborales. Se dice que es el primer paso para el consumo de drogas prohibidas.

Padres permisivos, parte del problema
En el Centro Estatal de Salud Mental —Cesame—, especialistas señalan que uno de los principales factores para que se presente el alcoholismo en la generación de millennials, se debe a que cada vez los padres son más permisivos, es decir, tienen conocimiento de que sus hijos están consumiendo sustancias impropias para su edad y prácticamente dan su autorización. 

En la institución, de 50 pacientes que están en hospitalización por adicciones, el 20 por ciento son jóvenes.

En la última década, las cifras de jóvenes con problemas de adicciones han aumentado en un 50 por ciento, lo que también se debe a la descomposición social.

¿Y LOS PADRES? Los casos de niños alcohólicos son reportados ante el CIJ, por los maestros.

La mayoría de los casos que se atienden en el Cesame no han sido canalizados a tiempo y éstos ya tienen otras adicciones, además del alcohol.

CIFRAS CIJ
2015
> 868 casos.
> 692 fueron por alcohol.
> 201 fueron mujeres.
> 628 hombres.
> 10 a 14 años se tuvieron 254 casos, lo que equivale a un 29.26 por ciento.
> 15 a 19 años fueron 369 casos, equivalente a 42.51 por ciento.

 2016
> 812 casos.
> 679 fueron por alcohol.
> 190 fueron mujeres.
> 606 varones.
> 10 a 14 se registraron 233 casos, siendo un > 28.69 por ciento.
> 15 a 19 fueron 337, representando un 41.50 por ciento.

2017
> Entre enero y febrero se han registrado 109 casos.