Toyota, BMW, Mazda y Subaru acordaron pagar 553 millones de dólares en el marco de la causa abierta en Estados Unidos por los airbags defectuosos de la empresa japonesa Takata. Foto: Automotive Employment NZ
La mayor parte, 278.5 millones de dólares, le corresponde a Toyota. Luego siguen BMW con 131 millones, Mazda con 76 millones y finalmente Subaru con 68 millones.

Toyota, BMW, Mazda y Subaru acordaron pagar 553 millones de dólares en el marco de la causa abierta en Estados Unidos por los airbags defectuosos de la empresa japonesa Takata, según se supo hoy a partir de los documentos del caso.

La mayor parte, 278.5 millones de dólares, le corresponde a Toyota. Luego siguen BMW con 131 millones, Mazda con 76 millones y finalmente Subaru con 68 millones.

Los defectos de los airbags de Takata son asociados con la muerte de al menos 17 personas en todo el mundo.

La compañía japonesa se ha declarado culpable ante la Justicia estadounidense y ha aceptado pagar una multa de 1,000 millones de dólares.

Las automotrices también fueron acusadas de utilizar esos airbags en sus vehículos a pesar de saber que implicaban un riesgo para la seguridad.

El acuerdo conocido hoy todavía debe ser aprobado por el tribunal. Honda, Ford y Nissan aún no han llegado a un acuerdo con los demandantes en Estados Unidos.