Foto: Cuartoscuro
El país sólo exportó 10 mil mdd a China, pero le compró 70 mil mdd, por lo que empresarios y gobierno debieran ser más agresivos para impulsar un mayor intercambio: especialistas

México tiene 12 tratados de libre comercio (TLC) que le dan acceso preferencial a 46 países de América, Europa y Asia, pero la gran mayoría no ha sido aprovechada plenamente, debido al desconocimiento de los mercados y las reglas, además del poco interés de los empresarios, coinciden especialistas.

En el año 2000 entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio Unión Europea México, y a pesar de que se ha incrementado el comercio hay cupos de productos que no se utilizan, afirmó Luz María de la Mora, directora de LMM Consulting.

Esos cupos son principalmente de algunos productos del campo, entre ellos miel y flores, así como productos congelados, como huevo y atún, que no han sabido comercializarse al máximo.

“Nosotros también tenemos que hacer el trabajo interno, los cupos agropecuarios están negociados desde 2000 y no se aprovechan”, dijo.

Puntualizó que los empresarios en conjunto con las autoridades tendrían que hacer un trabajo más agresivo y dirigido hacia algunos países de la Unión Europea donde se puedan aprovechar los accesos preferenciales de productos que no están siendo utilizados.

En 2015 México registró un déficit comercial con Asia de alrededor de 120 mil millones de dólares, aunque sólo se tiene firmado un acuerdo comercial con Japón.

Sergio Ley, presidente para Asia-Pacifico del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, indicó que en 2015 el intercambio comercial entre China y México fue de 80 mil millones de dólares, contando en comercio que se hace a través de terceros países.

No obstante, indicó que México sólo exportó 10 mil millones de dólares al país asiático, mientras que importó 70 mil millones de dólares, en su mayoría de bienes intermedios.

Foto: Archivo

Amplio déficit

Explicó que para reducir el déficit tan amplio en la balanza comercial es necesaria una mejor estrategia comercial de México, misma que promueva un encadenamiento entre sectores claves de ambos países, como lo es el automotor.

A su vez, el presidente del Comce, Valentín Diez Morodo, indicó que ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos habrá modificaciones en el comercio con ese país y con Canadá.

En este sentido, indicó que es necesario tener presente una diversificación geográfica de las exportaciones hacia Europa, Asia y América Latina.

En la región, señaló, a pesar de que la Alianza del Pacifico ha resultado una buena iniciativa de integración comercial entre México, Colombia, Chile y Perú, el bloque necesita su consolidación como un nuevo modelo de integración económica, tomando como ejemplo de éxito a la industria de productos cosméticos, del cuidado personal y del hogar.

“Es necesario buscar esa diversificación sana de nuestro comercio exterior, con especial referencia en las oportunidades que ofrecen los diversos mercados internacionales con los que hemos firmado TLC y que incluyen a 46 países a través de los que tenemos un acceso preferencial a mas de mil 100 millones de consumidores”, indicó.

El vicepresidente de Comercio Exterior de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Arturo Rangel, indicó que para que las exportaciones continúen creciendo hacia otros mercados y no dependan de EU son necesarias varias líneas de acción.

Urge una agenda de reindustrialización para incrementar la producción y proveeduría interna, para que México pueda sustituir importaciones, así como modificar Ley de Comercio Exterior y darle mayor peso a la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales, para que pueda actuar por oficio en los casos de comercio desleal.