México- Seguridad

- Seguridad

Andrés Granier Melo no se irá de Tabasco pese a amenazas

El mandatario estatal aseguró que no dejará el estado, porque "nació en Villahermosa y ha vivido toda su vida allí".

Por:  

viernes, 17 de agosto del 2012

  • Foto: Especial
TABASCO.- El gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, sufrió un accidente en el brazo derecho que lo obligó a utilizar un cabrestillo, por lo que esa parte de su cuerpo permanece inmóvil en tanto los médicos que lo atienden le dan de alta.

El propio Granier Melo reveló que sufrió una caída cuando trataba de levantar a uno de sus nietos y se rompió una membrana del codo derecho.

Granier encabezó este viernes en Villahermosa la celebración del XII Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad. Ahí apareció con una lesión en su codo derecho, producto de una caída que sucedió, dijo, hace cerca de una semana pero que se agudizó el día de ayer.

Refirió que el miércoles, al término de la colocación de la primera piedra de Plaza Sendero, tuvo que ingresar de urgencia a la Clínica del Sureste ante dolores en la parte afectada.

"Soy zurdo y eso me da una ventaja para no inhabilitarme; tengo un poco de dolor pero estoy firme", expuso el mandatario a los reporteros que cubren sus eventos.

El mandatario estatal explicó "Esta caída sucedió cuando me disponía a cargar a uno de mis nietos y tuve un accidente, tengo una pequeña lesión en el codo derecho, donde me rompí una membrana; fue un peristio".

Y es que esta lesión, dijo, sucedió hace una semana pero se complicó debido a que no tuvo los cuidados necesarios.

A raíz del incidente, en una de sus giras -la colocación de la primera piedra de Plaza Sendero- comenzó con fuertes dolores en el codo derecho que lo obligaron a colocarse un sujetador en el brazo para inmovilizarlo.

Fue el miércoles 15 cuando el ejecutivo después de salir de la inauguración para los trabajos de la plaza, se dirigió al hospital de El Sureste donde fue ingresado inmediatamente.

El hecho que se registro cerca de la una de la tarde, fue relatado también por testigos del lugar, quienes señalaron que el mandatario se veía afligido y fue en un momento ayudado por su equipo de seguridad porque al parecer se desvanecía.

Por su parte, el gobernador refirió que para mejorar el codo de la lesión sufrida, tendrá que reposar en sus actividades, sin que esto signifique la suspensión en sus compromisos para la próxima semana.

Por otra parte, a pesar de las amenazas que han recibido él y miembros de su familia por parte del crimen organizado a lo largo de su mandato, el gobernador Granier aseguró que en diciembre cuando termine su gobierno no se irá de Tabasco.

El mandatario estatal aseguró que no dejará el estado, porque "nació en Villahermosa y ha vivido toda su vida allí".

"Yo espero poderme quedar a vivir en Tabasco, no tengo porque irme, lo único que siempre he dicho es que al término de una administración, debe de respetar absolutamente al cien por ciento al que llega".

Aunque refirió que están haciendo un esfuerzo enorme para poder concluir los compromisos que tienen, en noviembre informarán verazmente como quedará la administración y sobre todo las obras y proyectos que podrían quedar pendientes.

Granier Melo aseguró que entre él y el gobernador electo Arturo del PRD, Arturo Núñez Jiménez, existe respeto y una sana relación, por ello lo apoyará en lo que necesite para que la próxima administración de gobierno tenga éxito.

Precisó que coadyuvará para que a los tabasqueños "les vaya mejor en los próximos seis años, y que desea que los tiempos sean mejores, que las lluvias se equilibren, y ello permita el desarrollo integral del estado".

Granier Melo se dijo dispuesto a ofrecer asesoría si Núñez se lo solicita, ya que incluso ha dado instrucciones de que se le dé la información que requiera en cualquiera de los temas que considere de interés.