Mundo- Latinoamérica

- Latinoamérica

Al menos 20 muertos por deslave en Costa Rica

Varias viviendas quedaron sepultadas con sus habitantes en el interior

Por:  

jueves, 04 de noviembre del 2010

  • Foto: EFE

San José. - La cifra de muertos a causa del desplome de un cerro en la madrugada de hoy en la comunidad de Lajas, en San Antonio de Escazú, ubicada unos 10 kilómetros al oeste de la capital de Costa Rica, se elevó a 20, mientras unas 30 personas se encuentran desaparecidas, informaron las autoridades.

La presidenta del país, Laura Chinchilla, confirmó la cifra de fallecidos.

La tragedia ocurrió antes del amanecer, al desprenderse una ladera del cerro Pico Blanco, lo que provocó un gigantesco alud que arrasó con todo lo que encontró a su paso.

Entre las víctimas hay ocho hombres, seis mujeres y seis menores de edad, según reportes de organismos de socorro y de la policía.

La avalancha fue provocada por el mayor temporal que ha golpeado a Costa Rica en los últimos años, según dijo el Instituto Meteorológico Nacional, como consecuencia del paso de la tormenta tropical "Tomas" por el Caribe.

Cuadrillas de la Cruz Roja realizaban este jueves labores de rescate de los cadáveres del fango. Varias viviendas quedaron sepultadas con sus habitantes en el interior por la avalancha ocurrida antes del amanecer.

El alud sepultó al menos a una familia completa, según dijo un vecino de Lajas.

Las intensas lluvias que anegan el territorio de Costa Rica desde hace 24 horas han causado una situación de desastre en el Pacífico Central y en la capital costarricense. El gobierno declaró alerta roja en gran parte del país y se aprestaba a hacer una declaratoria de emergencia.

A raíz del impacto de las lluvias que anegaron el país desde el martes fueron suspendidas las clases en la mayor parte de escuelas y colegios del país.

Treinta y cuatro cantones fueron afectados por las lluvias, que castigaron particularmente la zona de Parrita y Quepos, en el Pacífico Central, donde decenas de personas resultaron afectadas.

Al menos 1.600 personas fueron refugiadas en albergues, dijo la presidenta de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Vanesa Rosales.

"Es una situación muy delicada", dijo Rosales. Caminos vecinales y municipales se encuentran colpsados, especialmente en poblaciones del Pacífico central, informó la CNE.

La presidenta Chinchilla dijo que Costa Rica recurrirá a la ayuda de países vecinos para atender la emergencia.

Por otra parte, la televisión mostró imágenes en las que se observaban casas enterradas por el lodo, otras arrasadas y civiles deambulando entre los escombros en el sitio donde se produjo la avalancha.

Chinchilla dijo que se trata de una de las mayores tragedias ocurridas en Costa Rica a causa de un fenómeno natural, e incluso no descartó que la cifra de víctimas supere a las del terremoto de Chinchona, que en enero de 2008 arrasó varias comunidades de la zona noreste del país. En esa ocasión murieron al menos 23 personas.

¿Dónde sucedió?