México- Seguridad

- Seguridad

Agentes de Migración, cómplices de trata de personas: PGR

La titular de la Fevimtra, Nelly Montealegre, asegura que los casos de explotación sexual y de servidumbre laboral que se dan tanto en España como en Estados Unidos no serían posibles sin la complicidad de las autoridades, como es el caso de delegados del Instituto Nacional de Migración

Por:   El Universal

martes, 24 de septiembre del 2013

  • Foto: Internet
México, DF.- El fenómeno de la trata de personas en México es grave; detrás hay empresas criminales familiares o redes del crimen organizado que incluso en algunos casos operan en complicidad con autoridades migratorias para poder enviar al exterior a las víctimas de explotación sexual o laboral, revelan las investigaciones de la Procuraduría General de la República(PGR) sobre este delito.

Nelly Montealegre Díaz, titular de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), indica que ya se han detectado víctimas mexicanas no sólo en Estados Unidos, también en América Latina, en casos de explotación sexual, y de servidumbre laboral en países como España. "Esto no sería posible sin la complicidad de autoridades", admite, y las pesquisas han permitido detener incluso a delegados del Instituto Nacional de Migración (INM) implicados y existen órdenes de aprehensión contra otros servidores públicos.

Tan sólo entre enero y agosto de 2013 la Fevimtra ha iniciado 71 investigaciones, y en 22 casos integró expedientes que fueron remitidos a los estados. Desde 2008 a la fecha se han integrado 341 indagatorias, 72 personas han sido consignadas ante tribunales y 69 casos se enviaron a las autoridades estatales; aunque los números no son indicador de la realidad de este delito "hay una cifra negra muy elevada", reconoce, pues hay víctimas que ni siquiera asumen que los son, otras están bajo amenaza de muerte, de que se hará daño a sus familiares o sus hijos, por lo que se someten al círculo de explotación y jamás denunciarán".

Alerta además que estas organizaciones se han ido sofisticando y cambian sus métodos para impedir la acción de la autoridad. Hoy la conquista no es la única forma de "enganchar" a víctimas, se les ofrece trabajo -incluso hasta por internet-, se les prometen atractivos sueldos que nunca ganarán si se quedan en sus comunidades, sólo hasta que llegan a su destino en otro país se dan cuenta que han caído en las redes de tratantes.

La labor de la PGR no se limita a desmantelar a estas redes y rescatar a las víctimas, también cuenta desde 2009 con un albergue, con medidas de máxima seguridad, donde reciben asistencia para intentar reconstruir la vida, en los últimos años han sido alojadas 374 víctimas de las 518 rescatadas desde el año 2008. En algunos casos la dependencia incluso ayuda a localizar a los hijos de estas mujeres, hace algunos días dos adolescentes que durante siete años fueron escondidas en Tlaxcala por los tratantes -sus padres-, fueron localizadas y entregadas a sus madres.

Cadena

Montealegre Díaz detalla que detrás de este delito "hay una situación muy organizada, muy estructurada. En el tema de trata por explotación sexual hemos identificado las empresas familiares delictivas, en los que cada integrante tiene un rol, por ejemplo, la mamá cuida de los nietos que sirven para amenazar a la víctima, los hermanos participan, familia sabemuy bien que los fines de llevarse a esta mujer o de haberla conquistado, hacerla su novia y después su pareja, es con fines de explotación".

Aunque Tlaxcala sigue siendo el foco rojo de este delito, también hay comunidades, principalmente en estados como Chiapas y Oaxaca, donde "el que las mujeres salgan de la población, a veces a trabajar como domésticas, y después son involucradas en redes de trata de personas, y que no regresen a su comunidad o no se vuelva a saber de ellas, pareciera como lo normal".

La fiscal revela que víctimas mexicanas en materia de explotación sexual, además de Estados Unidos se han identificado en Centroamérica, América Latina; y en España se ha encontrado explotación laboral.

Reconoce que la colusión de autoridades con estas redes "sí ha sido un factor que hemos encontrado en las investigaciones, algunas de ellas están en curso otras ya han procedido. Desafortunadamente sí hemos encontrado este tipo de casos en los que se identifica que existe la participación, pues de otra manera no sería posible el traslado a otro país, o pasarlas por un aeropuerto si no llevan un pasaporte o visa, según el país".

Incluso "ha habido detenciones por parte de casos de nosotros, en el país ha habido detenciones de agentes, incluso delegados del INM. En ese esquema se ha actuado de forma muy directa, hay gente que está en prisión hoy día, y otras se está en su búsqueda para su localización porque tienen órdenes de aprehensión".

A pesar de los esfuerzos por combatir este delito, y que existen avances jurídicos como la expedición el 14 de julio de 2012 de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos delitos, Montealegre Díaz reconoce que "sigue siendo grave".

Advierte que "también hemos identificado una sofisticación a la postre de que las autoridades están combatiendo más, y ellos están diversificando para sobrevivir. Por ejemplo, antes veíamos en las esquinas en las calles a mujeres explotadas, hoy día pues ya son en casa, donde hay accesos autorizados a personas que tengan cierta referencia de quien las está recomendando, entonces saber que ahí dentro se está cometiendo un delito no es fácil".

"Las redes sociales, el tema de la tecnología, ha facilitado mucho la forma de enganche de las víctimas, entonces todo eso se ha diversificado para impedir la investigación", reconoce Montealegre.

Existen organizaciones en las que uno de sus integrantes contacta a la víctima -puede ser en las redes sociales-, otro viaja con ellas sin que la persona que será explotada lo advierta siquiera, otro la recibe y hay quienes se encargan de su custodia.

Las víctimas son "enganchadas" con ofertas de trabajo como afanadoras en hoteles, como camaritas, en fábricas de maquila, "les prometen sueldos que jamás podrían ganar aquí, les dicen que no es necesario que hablen otro idioma porque estarán en una comunidad latina, y esta oferta tan atractiva de empleo las hace abandonar su país; incluso les dicen que no necesitan documentos como pasaporte y los consigue la red, cuando llegan a su destino se quedan a merced de la red de tratantes".

La trata de personas es un delito que no discrimina, en México la PGR detectó en 2008 la explotación laboral de seis hombres de origen chino, en 2009 se rescató a siete niños guatemaltecos, y la fiscal advierte que no duda que también existan hombres en el esquema de explotación sexual, pero Fevimtra no ha detectado un caso hasta el momento.

Reconstruir la vida

Existen avances en el combate a este delito, indica Montealegre Díaz, la ley general define competencias y ha permitido articular esfuerzos con los gobiernos estatales y la federación. Aunque hasta el momento, a más de un año de su promulgación sólo Coahuila, Querétaro, Puebla, Veracruz, Chiapas, Jalisco y Oaxaca han armonizado sus normas y construido su ley de trata, que debe contener 11 modalidades de este ilícito.

Otro de los logros de Fevimtra es la existencia -desde 2009- del primer refugio nacional y el único federal de víctimas de trata de personas, de máxima seguridad, ya que algunas son víctimas de la delincuencia organizada, que en otro lugar corren algún peligro después de haber denunciado, por lo que se les tiene que llevar al refugio para su protección durante los procesos.

"Las investigaciones son un reto, pero el mayor desafío es el refugio, son víctimas muy particulares, han sido tan vulneradas que sus necesidades y sus afecciones son demasiadas, vives con sus verdaderas carencias afectivas, de valores, de todo lo que de ellas fueron privadas durante el esquema de explotación y a veces desde sus familias", detalla la fiscal.

El desafío es "apoyarlas, resocializarlas, el darles una alternativa de vida distinta, donde le estamos dando oficios, talleres, y algunas ya están en preparatoria abierta en línea, en ese lugar se les dan todos los servicios; se les brinda toda la atención médica, sicológica, antropológica social para la construcción de proyecto de vida". En el refugio se les dan talleres de corte y confección, belleza, plomería, electricidad, artes plásticas y enfermería, entre otros.

"Necesitan construir un proyecto de vida que les haga pensar que pueden seguir adelante, lejos de un esquema libre de violencia", dijo.