El obispo Vera niega contradicciones en su declaración. Foto: Archivo
Raúl Vera, obispo de Saltillo, declaró tener miedo de ir a prisión por las investigaciones que se siguen en contra de dos sacerdotes acusados de pederastia, según lo declaró en una entrevista con el diario La Jornada
He estado trabajando en cárceles y sé que tal vez al llegar allí me puedo quebrar”.
Raúl Vera, obispo de Saltillo.

–¿Tiene miedo de que lo detengan, que lo encarcelen?, se le preguntó.
“Sí, lo he contemplado. He estado trabajando en cárceles y sé que tal vez al llegar allí me puedo quebrar, pero si alguien estuvo preso fue Jesús y esto tiene que pasar”, afirmó el jerarca de la Iglesia Católica en Saltillo.

Sin embargo, Vera López aseveró que él es inocente, por lo que acudió ante el Ministerio Público local en calidad de testigo, lo cual no es la primera vez en su historia, a que lo ha hecho en Saltillo y en Chiapas. 

“Yo sé en mi conciencia, que hice lo que tenía que hacer. Trato de hacer las cosas dentro del orden correcto. La impunidad en México es una estrategia del gobierno. La impunidad es el principal medio que tienen para tener a las personas paralizadas, inseguras y aterrorizadas. Es una estrategia criminal del gobierno… Me siento parte de un pueblo que sufre”, apuntó. 

El pasado jueves, Vera acudió ante un Ministerio Público para declarar por casos de pederastia que investigan las autoridades locales. El Obispo no había acudido el pasado 27 de julio a un citatorio de la Procuraduría General de Justicia del Estado. 

Niega contradicciones en su declaración

Tras la misa de ayer, Vera negó que haya caído en contradicciones en su declaración ministerial. 
“Yo qué voy a decir, Ahí están mis declaraciones. Ni si quiera he leído esa nota ¿Cuáles contradicciones? Ahí están mis abogados”, replicó.

La respuesta de Vera se da, luego de que se conociera la versión de Norberto Ontiveros, subprocurador ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado, en el sentido de que el Obispo cayó en contradicciones al señalar únicamente a dos curas por pederastia, cuando en declaraciones públicas previas, aseguraba conocer de más situaciones similares.

Declaró como testigo

>La comparecencia de Raúl Vera del pasado  jueves fue en calidad de testigo. El Obispo sostuvo que los dos sacerdotes acusados de pederastia fueron procesados por el Derecho Canónico y suspendidos de sus funciones pastorales. 

Proceso. Aunque compareció como testigo, el obispo Raúl Vera está consciente que su situación jurídica puede variar en el desarrollo del proceso.
Me sentí bien porque me ubiqué. No lo hice de manera imprudente. Fui como testigo, no fui como acusado”.
RAÚL VERA, Obispo de Saltillo.

Declara obispo ante el Ministerio Público como testigo en el caso de dos padres acusados de pederastia que data del 2014

El obispo Raúl Vera asegura que el sufrimiento de su pueblo no le es ajeno, por eso seguirá denunciando lo que llama “la estrategia criminal del estado”, a pesar de la persecución que enfrenta de parte del gobierno, desde que presentó una demanda ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad.

En medio de la exigencia de anulación de las últimas elecciones en Coahuila por presunto fraude electoral y de las festividades del novenario al Santo Cristo de la Capilla, el obispo Vera se presentó a declarar ante el Ministerio Público de la Procuraduría de Justicia del estado por un caso de sacerdotes pederastas que data de 2014.

A pesar que acudió como “testigo”, su situación jurídica podría variar, tal vez por eso advierte, en entrevista con La Jornada, que no teme a la cárcel ni a la persecución política.

“Durante la persecución hay que ser sencillos como las palomas y prudentes como la serpiente, afirma San Juan Crisóstomo. Él dice que no tenemos que alterarnos ni tener sentimientos de odio ni de venganza porque entonces nos convertimos en lobos. La sencillez de la paloma es conservar el equilibrio y la serenidad, y la astucia de la serpiente es utilizar la cabeza.”

-¿Tiene miedo de que lo detengan, que lo encarcelen?-
“Sí, lo he contemplado. He estado trabajando en cárceles y sé que tal vez al llegar allí me puedo quebrar, pero si alguien estuvo preso fue Jesús y esto tiene que pasar”.

-¿La cárcel es un destino manifiesto para todos los defensores?-
“Pues así como está México, sí. Ni siquiera excluimos la muerte”.

-Usted la ha tenido cerca…-
“En Chiapas…”

-¿Es usted inocente?-
“Claro. No es la primera vez que estoy en un lío de estos. No es la primera vez que me veo frente a un Ministerio Público; en Chiapas me vi ante un Ministerio Público Federal. No es la primera vez ni será la última.”

-¿Es parte de la lucha?-
“Es parte del Evangelio. Dijo San Pablo: si queremos resucitar con Cristo, tenemos que aceptar sufrir con él. Desde que estoy en esto me he identificado mucho, porque San Pablo habla del sufrimiento”.

PEDERASTIA CLERICAL

Raúl Vera fue el primer obispo mexicano que desde hace más de una década se atrevió a hablar contra la pederastia clerical y defender a las víctimas. Comenta que en su actuación sobre este delito que afecta “a las ovejas más pequeñas del rebaño católico”, siempre se ha apegado al derecho canónico y ha seguido los protocolos establecidos. Comenta que el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, y el papa Francisco ya están enterados de lo que está sucediendo en Coahuila.

“Yo sé en mi conciencia, que hice lo que tenía que hacer. Trato de hacer las cosas dentro del orden correcto. La impunidad en México es una estrategia del gobierno. La impunidad es el principal medio que tienen para tener a las personas paralizadas, inseguras y aterrorizadas. Es una estrategia criminal de gobierno… Me siento parte de un pueblo que sufre.”

-Fue a declarar ante el Ministerio Público de Coahuila. ¿Cómo se sintió?-

“Me sentí bien porque me ubiqué. No lo hice de manera imprudente. Fui como testigo, no fui como acusado. Es una averiguación previa y los abogados me dijeron claramente en qué posición estoy allí. Es un proceso jurídico dentro del orden penal mexicano”.

-Es una averiguación previa contra dos sacerdotes por abusos sexuales…-
“Yo fui parte del proceso jurídico eclesiástico de esos dos casos de personas que ya no son sacerdotes. Los abogados me hicieron ver la diferencia entre lo eclesiástico y lo judicial. Ellos me ubicaron para que no me fuera a equivocar”.

 (Con información de La Jornada y Christian Martínez) 

Si así fuera me perdería los dos días que faltan de la novena del Santo Cristo que está perrona, buenísima (risas). Junto con la novena, empezó todo esto y me pregunté: ¿vas a dejar pasar esto? No, yo tengo que seguir adelante”.
RAÚL VERA, Obispo de Saltillo.

Lo mandan llamar a usted, mientras al obispo de Piedras Negras, Alonso Garza Treviño, denunciado por la protección al sacerdote pederasta Juan Manuel Riojas, alias padre Meño, no se le molesta…-
“Bueno eso ya no me toca. Tengo que responder a lo que se me presenta y lo tengo que hacer bien. Compararme con otros casos acabaría haciéndome bolas y llorando como niñito. No.”

-¿Es una venganza?-
“Yo no me puedo poner en el plan de que soy víctima, porque dejaría de ser sujeto. Si algo hacemos nosotros con nuestra gente es eso, decirles: está bien, eres una víctima, pero eres un sujeto que tiene que trabajar por la conducción correcta de la historia”.

-El gobernador Rubén Moreira dijo que necesitaba que revelara el nombre de los curas pederastas.
“Yo les dije los nombres. No estaba al tanto de la diferencia entre un proceso y el otro”.

-¿Esta persecución le va amedrentar y a cambiar su lucha?-
“Si así fuera me perdería los dos días que faltan de la novena del Santo Cristo que está perrona, buenísima (risas). Junto con la novena, empezó todo esto y me pregunté: ¿vas a dejar pasar esto? No, yo tengo que seguir adelante”.

LA HAYA Y NUEVAS ELECCIONES

Acostumbrado a las “tempestades” y firme en sus convicciones de defensa de los derechos humanos, el obispo Raúl Vera continúa con el proceso ante La Haya por crímenes de lesa humanidad ocurridos en Coahuila durante los gobiernos de Humberto Moreira y la actual administración.

“En Coahuila se han preparado policías con Los Zetas, lo cual ha generado un ataque sistemático predeterminado y planeado, contra la población civil, realizado bajo el pretexto de que es la guerra contra el narcotráfico, pero en realidad, es control de población y territorios, para proteger a los cárteles… El poder que depositamos en el gobierno de Coahuila, lo empezaron a utilizar para gobernar para los criminales”.

-¿En Coahuila los gobernantes eran los criminales, como en Veracruz el zeta mayor era el gobernador, aquí en Coahuila los zetas mayores eran los gobernadores?-

“Se repiten estas historias como en Hidalgo. Ellos se benefician de eso. La clínica jurídica de la Universidad de Texas demuestra hasta las cantidades que Los Zetas entregaban... Allí viene la colusión de los gobiernos”.

-En Estados Unidos se están desvelando los vínculos de los Moreira con Los Zetas, ¿por qué aquí no les hacen nada?-

“Por lo que dicen las víctimas que estamos presentando ante La Haya… Son las víctimas quienes han perseverado y 
quienes hacen las investigaciones, las que van a buscar a sus desaparecidos en las fosas clandestinas, las víctimas son las heroínas de esta historia. El documento se llama La rebelión del dolor y dicen: No podemos más y por eso salimos del fondo de la fosa a denunciar lo que nos están haciendo”.

-Eso que usted fue a presentar a La Haya no se lo perdonan los Moreira…-

“Yo sé que estoy actuando en lo que a mí me toca. Detrás del bien de Coahuila veo el bien de México. En la estructura de lucha contra la corrupción hay una cantidad de más de 2 mil 300 organizaciones para hacer el juicio contra el Estado mexicano. Yo no fui solo, están las víctimas”.

Añade: “El Espíritu viene en nuestra ayuda, nos enseña cuál es el horizonte verdadero que debe recorrer la familia humana: la paz, la justicia, la verdad, el amor, la concordia. ¡Ay de mí si me pongo a cuidarme a mí mismo!

-¿Usted se siente perseguido?-
“No, no estamos contra nadie, nuestra denuncia no la pusimos contra nadie, la pusimos en favor de un orden que se debe establecer”.

-¿Pero se ven afectados los hermanos Moreira?-
“Ellos siguen siendo las personas que Dios me encarga, independientemente de cómo sean, yo también voy a dar cuenta de ellos. A la persona que gobierna no la puedo juzgar en la tierra y ponerla a la altura del demonio, pero yo tengo que cuidar las ovejas”.

-¿Por qué los Moreira se sienten agredidos?-
“Cuando se reacciona así es que hay intereses ajenos a establecer la justicia y el derecho…”

-Por eso chocan…-
“Ahorita hay una crisis con el tema de La Haya y las elecciones”.

-¿Unas elecciones que deben ser anuladas?-
“Sí, pero están haciendo unos galimatías. Las elecciones de Coahuila, en especial en el estado de México, han servido para que se destape la cloaca que es el INE que ha generado una estructura centralizada, y le dejaron poco espacio a los institutos locales y eso hizo que hicieran lo que les diera la gana con el traslado de urnas y el conteo... 

Lo que más coraje da es que nos crean idiotas. Lo único que están mostrando los (comisionados del INE) es que son unos títeres del partido en el poder. Es una vergüenza que estemos desperdiciando tanto dinero en personas tan corruptas y tan ineptas”. (Sanjuana Martínez-La Jornada)