Coahuila- Saltillo

- Saltillo

¡Cómo ha cambiado la nota roja!

El domingo 5 de octubre de1975, VANGUARDIA daba cuenta del sufrimiento de una madre, quien en una clínica del Seguro Social esperaba que los designios de Dios y los médicos salvaran a su hijo de la picadura de una víbora en Ramos Arizpe.

Por:  

jueves, 29 de septiembre del 2011

    Saltillo.- A 36 años de distancia,VANGUARDIA continúa enterando a la comunidad de los sucesos de angustia de las madres de familia, pero ahora con tono distinto, por balaceras, policías que incursionan en escuelas primarias y desaparecidos, cuyas madres continúan en lazozobra.

    Aquel domingo de 1975, Candelaria Hernández de Pérez, madre del niño Alberto Pérez Hernández, quien fue mordido por la víbora en el pie derecho y no obstante que los médicos suministraron los antitóxicos, la hinchazón no cedió.

    El niño jugaba entre las hierbas en el monte y sufrió la picadura de la víbora, fue entonces que los padres pidieron ayuda al maestro de la comunidad en donde viven para que los trasladara hasta un hospital.

    También VANGUARDIA, aquel domingo del mes de octubre en el año de 1975 daba cuenta de una presunta amenaza de muerte de un velador de la Comisión Federal de Electricidad.

    Hoy en día las amenazas de muerte son más reales y abundan a través de la línea telefónica para extorsionar o bien para acallar voces de denuncia.

    De acuerdo con la información de VANGUARDIA de 1975, el velador José Hernández Hernández identificó por su nombre a quienes lo amenazaron y contó cómo el hecho se derivó porque esas dos personas acudieron a trabajar en estado de ebriedad y la amenaza la hicieron con una arma blanca.

    Los sucesos violentos, aunque subsisten, cada vez se realizan con mayor ferocidad y saña al utilizarse armas más destructivas y letales.